Cuando hablamos de gamificar, nos referimos específicamente al uso de mecánicas de juego, que nos permiten crear un ambiente entretenido y de sana competencia, con los que buscamos que las personas hagan ciertas acciones o tareas de la forma más eficiente posible y además que contribuya a su desarrollo personal o profesional.

Aquí hay 5  mecánicas que puedes usar en busca de mejora de tus equipos

Puntos o monedas

Dentro de tu estrategia de Gamificación es indispensable que tengas un sistema de puntuación. Este te servirá para premiar a los integrantes de tu equipo por algún logro o meta conseguidos. 

Así que define cómo será este modelo. Puedes crear un sistema basado en monedas como lo hacemos con Talentu gestión, para que al conseguirlas puedan usarlas para comprar o intercambiar por premios que estén incluidos en tu sistema. 

Retos o desafíos

Todos los equipos de trabajo tienen unos objetivos o indicadores que alcanzar o mejorar. Puedes usar los retos o desafíos como herramienta para trabajar en ellos. Aquí puedes incluir premios como puntos o monedas, dependiendo de tu sistema de puntuación, para que luego puedan canjearlos por algún beneficio. 

Rifas y sorteos

Puedes motivar a los integrantes de tu equipo a conseguir más monedas o el sistema de puntuación que decidas utilizar. De esta forma podrán participar de las rifas o sorteos que diseñes. Todo esto enfocado en alcanzar las metas individuales y colectivas del equipo.  

Formación

Las personas nos encontramos en un constante proceso de formación y desarrollo, en el caso del trabajo que está inmerso en una dinámica gamificada, es importante también establecer un proceso formativo constante para el equipo. Necesitamos medir e identificar las fortalezas y debilidades de cada integrante para trabajar en estos aspectos con formación específica. Por ejemplo si nos encontramos dirigiendo un equipo comercial, y los números de dos de los integrantes del equipo indican que sus ventas están bajas 

Medición

En Talentu siempre compartimos este mensaje, lo que no se mide no se controla. Usar una estrategia de Gamificación para mejorar a tus equipos de trabajo no cobra sentido si no puedes medir los resultados de tu equipo. No puedes gestionar ni tomar decisiones acertadas sin datos. Así que es necesario que dentro de tu estrategia de Gamificación incluyas un sistema de medición que te permita identificar de forma individual en qué aspectos debes trabajar para que tus grupos o equipos de trabajo mejoren profesionalmente desde cada uno de sus integrantes.

¿Quieres aprender más sobre Gestión? Regístrate en nuestra Newsletter

Posts Relacionados