El KPI o indicador clave de rendimiento, es un factor medible, el cual demuestra la eficacia y eficiencia de qué se está logrando como compañía (objetivos comerciales estratégicos).

Al ser estratégicos estos objetivos, se convierten en guías para alcanzar a largo plazo las metas, ayudándole en el performance de tu empresa a enfocarse en qué es verdaderamente importante.

Los KPI son una labor colectiva:

El resultado de un gerente es el resultado de las unidades organizativas bajo su supervisión.[1]

Como líder, debes escoger cuáles son los KPI correctos, demostrándole a los empleados cuál es la estrategia primordial, y por la cual se juntarán todos los esfuerzos de la fuerza laboral para ir mejorando conforme se avance. Para ello deberás seguir varios pasos.

1. Usa los criterios SMART:

Habrás escuchado de este término: S (specific), M (measurable), A (attainable), R( relevant) T (time based), concepto que deberá conectarse con tus conocimientos gerenciales al dedicarte a generar objetivos específicos y no subjetivos.

Para ello, hazte las siguientes preguntas:

¿Quieres aprender más sobre Gestión? Regístrate en nuestra Newsletter

2. Responde el por qué y para qué de tus KPI’s:

Solo el 45% de las organizaciones encuestadas indicaron que su gestión de procesos del desempeño eran transparentes para todos los empleados.[2]

·   Deja claro cómo serán los objetivos por cada uno de los departamentos de la empresa (ventas, recursos humanos, mercadeo), asignándole a cada empleado un conjunto de métricas vinculadas a su rendimiento.

¿Cuál va a ser el proceso para perseguir cada KPI?, ¿quién tendrá el progreso hacia cada KPI y cómo se presentarán y compartirán estos KPI’s.

Ejemplo: Si estás lanzando un producto, no te fijes en las ventas y qué tanto éxito tendrá. Sumérgete en cómo será el sitio web, qué canales se usarán para comercializar, qué publicaciones se harán en redes sociales, cómo será el empaque del producto.

3. Utiliza los paneles de KPI:

Obteniendo instantáneas de tus indicadores, podrás evaluar en tiempo real el progreso y compartir estos datos por medios electrónicos (mail, enlaces a secciones del panel específicos, etcétera) a través de estos paneles de control.  

Tendrás al alcance fenómenos actuales o pasados gracias a estas plataformas de software.

Recuerda:

Está en ti y en el apoyo de tu equipo, monitorear constantemente el valor de los objetivos, discutiendo rutinariamente con el equipo los KPI’s estipulados, así como su avance e impacto.

Básate en la estrategia, centrándote en mejorar tus propósitos. Además, haz de la conciencia tu principal aliado, para mantener la importancia y precisión de qué se está midiendo.

En Talentu, te ayudamos a la gestión de tus indicadores de desempeño: jugando. Usamos gamificación para conectar los indicadores de tu empresa con los empleados, a través de tableros digitales que generan una sana competencia. Además, utilizamos ranking basados en logros, entregando medallas y reconocimientos digitales.

¿Quieres aprender más sobre Gestión? Regístrate en nuestra Newsletter


[1] Medium(2018). Notes on: High Output Management. Extraído en:https://medium.com/ceoeducation/notes-on-high-output-management-19b8017495d4[2] I4CP (2014) HOW TO ENSURE YOUR MANAGERS ARE FOCUSED ON IMPROVING EMPLOYEE PERFORMANCE. Extraído en:  https://www.i4cp.com/productivity-blog/2014/07/24/how-to-ensure-your-managers-are-focused-on-improving-employee-performance